viernes, 11 de noviembre de 2011

Jornadas de Caza Restaurante Millenium

Como ya nos empezaba a picar el gusanillo de la caza pensamos un sitio donde poder degustarla en condiciones, y como no, nos vino rápidamente a la cabeza el restaurante Millenium.

Con anterioridad ya pudimos probar las deliciosas ruedas de buey, jornadas de toro de lidia y otras especialidades que le han dado su merecida fama a este restaurante. De hecho no se puede concebir pasar por allí y no probar la cecina, que me atrevo a decir que para mi es la mejor de la ciudad.

Cuando llegamos allí descubrimos que hubo un cambio en el restaurante, pero gracias a Dios no en la cocina, donde Maria sigue mimando los fogones y cocinando con el mismo cariño de siempre, así como en la dirección del salón donde su hija ejerce de Maitre organizando y preocupandose con maestria de la atención a los comensales.

Comenzamos el menú degustación de caza con una ensalada templada de perdiz. Presentada en una base de tomate, rúcula, canónigos y con unos buenos trozos de perdiz con un punto buenísimo. El plato era muy completo como podeis observar en la foto. La textura de la perdiz y el sabor perfecto, cubierto por una capa de crema de módena.

El siguiente plato es el típico con el que se me suele alegrar la pupila, se trataba de una fabada de liebre que quitaba el sentido. Yo soy muy amigo de las legumbres en general, y de las habas, y garbanzos en paticular. Con lo cual era muy probable que la experiencia fuera exitosa.
El plato fue para mi el rey del menú, con un sabor intenso, una salsa bien espesita que invitaba a rebañar. En esta ocasión el pan se convirtió en un aliado perfecto.

Y para cerrar el menú una fuente de jabalí estofado con patatas y una salsa exquisita. La ración era muy abundante, y la carne estaba en su punto. Al contrario que en otros lugares que la carne era brava, en esta preparación resultaba super suave, pero con mucho sabor. Incluso las patatas con el pimiento y con la salsa resultaban casi tan ricas como la carne.

La verdad es que fue un menú con un precio muy ajustado, salimos todos los comensales con vino, café y chupito por menos de 30 euros, lo cual está bastante bien teniendo en cuenta los platos incluidos en el menú.

No puedo despedirme sin antes recomendaros encarecidamente que probeis el pulpo a la brasa con grelos y chorizo, un mar y montaña contundente y a la gallega que sin duda acabará conquistando a mas de uno.

PUBLICADO POR TONI.

5 comentarios:

Mary dijo...

Vaya homenaje con un menú tan estupendo,qué suerte!!!

Anónimo dijo...

¿Cual es la dirección de sitio?
Gracias.

Judas el miserable dijo...

Este blog ha muerto,... no??

paola dijo...

me comentaron sobre este lugar y me dijeron que se come muy bien y por lo que veo también lo disfrutaste, sin duda iré cuando vaya de visita para esos pagos.
podrías decirme también restaurantes de pescados por esa zona? Saludos

Anónimo dijo...

Queremos mas posts!!