martes, 27 de octubre de 2009

Hostal-Restaurante El Hidalgo Segovia

Paseando por el casco antiguo de Segovia; donde se encuentran multitud de restaurantes con diversas ofertas gastronómicas basadas casi todas en los judiones y el cochinillo asado como platos típicos de la zona, íbamos mi esposa y yo buscando una oferta económica y atractiva para degustar estos manjares.
En muchos locales, te ofertan menús especiales con precios bastante ajustados; y desde 18€ por persona, te puedes comer un menú especial consistente en sopa castellana o ensalada, y de segundo, cochinillo asado, y luego postre.

Para poder comer de primero unos judiones, el precio se acerca mas a los 25€ en los sitios mas económicos.
Aparte de todo, nos fijamos, que en la mayor parte de ellos; a no ser que pidieses a la carta, con lo cual el precio evidentemente asciende como poco hasta los 35€ por barba; en dichos menús aclaraban que te daban una copa de vino por persona, o bien un botellin de agua o una cerveza.

Con este panorama, y ya convencidos para comer a la carta, (A ver quien se mete unos judiones, y un cochinillo con un una sola copa de vino), vimos el cartel de los menús que nos ofrecía este restaurante, y en todos daban “vino de la casa”, y no decía que te diesen solo “una copa”, por lo que nos decidimos a probar, el que llaman “Menú Segoviano”.
De primero, yo me comí los judiones, y mi mujer, la sopa castellana. De segundo ambos elegimos el cochinillo asado, que estaba jugoso y sabroso.

De beber, nos pusieron una jarra de vino de la casa, y una gaseosa de medio litro, por lo que de bebida para dos personas tuvimos de sobra.

De postre, había flan, arroz con leche y helado, pero lo típico de Segovia es el “Ponche Segoviano”, que es un bizcocho bañado y cubierto de mazapán. Esto es lo que elegimos, a mí desde luego me gustó.

Después de todo el menú, yo me tomé un café; y por todo nos cobraron 45 euros, o sea que es un menú especial de 22’50 por persona que no “racanea” en bebidas, como otros que hemos visto.
Las raciones, son correctas; está claro que por ese precio, no comes a reventar, pero yo que soy de buen comer, puedo asegurar que hambre no pasé.

Destacar que nos atendieron rápido y correctamente. Aparte de todo el menú, también hay que reseñar, que este local esta ubicado en lo que antiguamente en el siglo XIII era un palacio; por lo que también es curioso, acogedor, y merece la pena verlo.

Otro día que vayamos a Segovia, lo haremos con más tiempo, y probaremos a comer a la carta; pero el menú especial de este restaurante, para degustar lo típico de Segovia, me parece recomendable y a un precio razonable.

Podeis echar un ojo en la web, que aunque es un tanto perdida en la noche de los tiempos, puede daros una idea de los menús que se sirven además de vistas del local.

PUBLICADO POR JUAN CARLOS

2 comentarios:

Pablo dijo...

Nosotros estamos llegando de un viaje de tres días por Salamanca, Ávila y Segovia.
Haciendo caso a este comentario fuimos al Hidalgo y la verdad que nos resulto genial con el menu de 22,50. Quedas bien y lo del vino es verdad. Ya que suelen cobrarte por una botella de vino entre 15 y 18 euros y eso sube mucho el presupuesto.

Cuando viajemos a Segovia de nuevo repetiremos en el Hidalgo.

Juan Carlos dijo...

Me alegro de haberte servido de ayuda, y de que los dos estemos de acuerdo en que el lugar es totalmente recomendable.