miércoles, 23 de enero de 2008

Restaurante El Cordero, Aranda de Duero


Cómo íbamos a estar en la zona y no degustar un buen lechazo del que somos auténticos fans?? Imposible, así que guiados por Javi y Viri, nuestros cicerones en la región allí nos presentamos sin haber desayunado, después de la cata de 4 vinos y con un hambre considerable. El restaurante es un asador en el centro de Aranda, y como tal, comedor amplio con horno de leña en el centro ( que se agradecía con el frío que hacía fuera ). De la carta no recuerdo muchas cosas, teníamos el menú bastante claro y nos fuimos a por él, pero nos apeteció un jamón impresionante y " sudadito " y la clásica morcilla de Burgos, muy buena. Y a continuación el lechazo, que nos lo presentaron en cazuela de barro entero y cuando dimos el visto bueno ( como para no darlo... ) el encargado del horno lo cortó con unas tijeras normales, aunque a todos nos dió la sensación que lo podía haber troceado con las manos si hubiera querido. Al probarlo nos dimos cuenta de la diferencia entre cordero y en concreto este lechazo, porque en otros sitios también te ofrecen lechazo que nada tenía que ver con éste. Tierno, jugoso... En fin buenísimo, y todo regado con un Emilio Moro Crianza 2004 que lo acompañaba a la perfección y del que os hablamos en otro apartado. Al acabar y darnos cuenta que no podríamos ya con un postre, pedimos el café tan necesario después de una mañana ajetreada y una comida como la que habíamos tomado. Los chupitos fueron por cuenta de la casa, unos licores de hierbas ( de El Afilador!!!! ) para los que no conducíamos y manzana sin alcohol ( ?? ) para los conductores, y éstos estuvieron acompañados de una bandeja de dulces que les habían quedado de Navidad, polvorones, mazapanes y dulces de yema que me engañaron haciéndome creer que eran mini-magdalenas. La cuenta correcta, dado el festín que habíamos degustado. Lo peor, el ruido del local, lleno de gente que cree que por hablar y reirse más alto lo van a pasar mejor. A pesar de esto yo creo que es imprescindible a quien le gusten los asados probar el de lechazo en Aranda.



PUBLICADO POR ESTHER

2 comentarios:

Richar dijo...

Yo he comido varias veces en este restaurante, y la verdad es que la comida siempre es esquisita. Respecto a lo de los dulces.. en todos los asadores de Aranda siempre ponen unos chupitos de orujo y unas galletitas, rosquillitas o magdalenas para acompañar, sea el restaurante que sea, jeje, no son las sobras de navidad. Un saludo, y a todo el que le apetezca comer buen lechazo que no dude en pasar por este restaurante.

Anónimo dijo...

No vuelvo. Uno de los peores restaurantes en los que he estado en mi vida, en lo que a servicio se refiere. Muy poca seriedad en el servicio con camareras de muy poca clase que ofrecen menú pero cobran como carta... Al menos el cordero estaba bueno. Ire a cualquier otro.