lunes, 26 de mayo de 2008

Bodega O Cancelo, A Coruña

Voy a contaros un descubrimiento que hicimos gracias a nuestro amigo Jose ( incondicional de Catalia )quien nos habló de este bodegón. Y voy a hacerlo para marcar una vez más que en Catalia cabe todo desde restaurantes como el Artabria, al Raxo de toda la vida, pasando por lugares como éste, un bodegón-bodegón.

Está en una de las calles paralelas a la Calle Barcelona, en Pascual Veiga. Cuando vuelva preguntaré si tienen tarjetas y si es así ya la subiré. Como todo bodegón lo que prevalece son los barriles de ribeiro, las tazas, poca luz y casi siempre ambientado por hombres ( la primera vez que entré allí casi me da reparo porque era la única mujer-chica... )

A quien le guste ( a mi no... ) puede tomarse sus tazas de Ribeiro, aunque menos mal que también tienen vino embotellado, Mencías, Godellos y algún Rioja. Nos decantamos por uno de ellos, el Izadi, aunque sé que también tienen un Martínez Lacuesta joven. Para acompañarlo podeis escoger: el queso del país normalmente es de esos cremositos que se desparraman por la fuente en que lo sirven ( el último día no era tan cremoso, pero estaba bueno igualmente ), jamón de Teruel que el dueño corta con una máquina como con una manivela y que es realmente curiosa, chicharrones ( BUENISISISIMOS... ),un lomo ibérico que ya les gustaría tener en otros lugares que presumen de embutidos ibéricos, y un chorizo que podéis elegir entre gallego, ibérico o preparado al vino. De cocina sólo tienen callos exclusivamente, que te sirven en cazuelitas de barro como tapas ( aunque la cantidad se excede un poco del concepto tapa ).

El fallo que le veo es no sirven café ( pese a tener una cocina donde al menos podrían prepararlo de pota ) y sobre todo tampoco tienen chupitos de nada. Por favor, un sitio así debería tener unos buenos aguardientes de café, hierbas, tostada y crema para acabar una cenita de picoteo tan agradable. Ojalá los dueños llegaran a leer esto y reconsideraran este tema.

PUBLICADO POR ESTHER

5 comentarios:

xurxo dijo...

Hay que desterrar el café de pota, válido para una estación meteorológica en el Artico o para una sesuda reunión de Fleet Street,ya que los ingleses desconocen lo que es un buen café.
Por modesto que sea el lugar, si me ofrecen café de pota se de antemano que a ese lugar le falta mucho camino por recorrer, sea cual sea su naturaleza.

Dani dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo contigo Xurxo. Llevo toda mi vida en los postres diciendo que cuando piden los cafés primero hacen los expresso y luego el de pota con lo que sobra (igual no es broma :-D). Aquí en Galicia está supervalorado y creo que lo tienen en muchos sitios por mero folklore . Si te gusta el café... un café de pota es un agua caliente... al que tienes que echarle gotas para que sepa a algo. Saludos y sigue visitando Catalia.

xurxo dijo...

Acabo de regresar de ahi y he tenido que "soportar" el café de pota como complemento de más de una comida.
Porque en Galicia hay tan poca estima por un buen café expresso?
Porqué la hostelería no considera que un establecimiento que ofrece café de pota, como se ofrece en américa, demerita instantáneamente incluso la carta?
Ahí teneis mucho que hacer.
En mi amada Galicia falta sensibilidad para valorar que una buena comida no consiste solamente en buenos productos.

Soto j.m dijo...

Pienso que tenemos sitios en Galicia
Donde si hacen un buen café de pota
Al cuál no es preciso ponerle nada pero se que en muchos te ponen agua chirri por qué no tienen ni idea un saludo y mis respetos

Anónimo dijo...

Por qué sois tan paletos? Si quereis un expresso, sus vais a Venecia con Yors Cluni