viernes, 20 de junio de 2008

Restaurante Playa Club

De verdadero rebote me encontré en una comida de trabajo en uno de los sitios que más curiosidad tenía en Coruña. Ahí sentado en una mesa, pegado a una gran cristalera que se elevaba por el arenal de Riazor, con una decoración bastante clásica de color amarillo que le daba un ambiente muy agradable al lugar.

El restaurante tiene aproximadamente 10 mesas pequeñas , siempre lo había imaginado más grande, y muestra todos los ingredientes de un lugar que se ha ganado una estrella Michelín.


De entrante nos pusieron una sardinilla como a la brasa con una tira de salsita de calabaza y un espárrago triguero. La sardinilla estaba tibia y se deshacía en la boca. De primero tomamos todos un pulpo a la brasa con grelos, que estaban hechos con un aceite de ajo y con trocitos de tomate deshidratado.

De segundo yo tome arroz negro con carabinero, éste venia separado del arroz y muy poco hecho. Me sorprendió que la textura ensamblase tambien con el arroz , que estaba muy cremoso sin perder firmeza. Llevaba adorno de cebollino y el sabor era muy sutil.

En ambos platos me llamó la atención lo suave de todos los sabores que ibas encontrando, ninguno resultaba demasiado agresivo y todos parecían muy bien conjuntados. También pasaron por la mesa unas carrilleras y un solomillo de buen tamaño que tenía buena pinta.

Estas comidas de trabajo son poco dadas a poder "estudiarse" la carta pero más o menos consistía de 10 o 12 entrantes (el pulpo , croquetas de erizos, langostinos en salsa de no se qué...pero algo exótico) , 3 ó 4 pescados de nivel (mero, san martiño, rodaballo), el arroz y 5 o 6 carnes . En los postres ni me fijé pero había un bombón helado con naranja que había que pedirlo antes de empezar a comer.

La carta de vinos no pasó por mis manos, el anfitrión pidió un Allende 2004 "porque había ido a comer hacía poco y uno con los que estaba se lo había aconsejado".

Y así fue la historia de como al final fui a comer al Playa (y by the face que mola más). El sitio está muy bien, pero los precios que vi en la carta dan un poco de escalofrío. Entiendo que un entrante compartido y un plato se hace un poco escaso . Espero algún día ir con mis amigos y contaros muchas más sensaciones.

PUBLICADO POR DANI

Un aspecto a destacar es que solo El Playa y Casa Pardo poseen una estrella michelin en toda Coruña (y mira que hay restaurantes de nivel en Coruña), lo cual también da una idea de la categoría del restaurante al que nos referimos.

En la Guia Michelín destacan su privilegiada ubicación sobre la playa de Riazor sus magnificas vistas y su luminoso comedor dotado de un elegante privado y una atractiva cocina de autor, donde destacan el lubrigante asado con naranja y coliflor, el jarrete de ternera glaseado con guarnición y por último el mero con terciopelo de chalota puré de olivas negras y ajetes.

La verdad es que visto así parece que apetece ir y si es by the face mejor que mejor.

PUBLICADO POR TONI

2 comentarios:

Juan dijo...

De mayor quiero ser como Beckham, no, no..........quiero ser como Dani. Eso de ir by the face al Playa es la ostia. A mí como mucho me llevaron al Gasthof.........mi jefe que es un puto buitre.......

laura dijo...

Personalmente considero el Playa junto con el Pardo el mejor restaurante de la ciudad. No sólo tiene unas vistas estupendas sino que la comida es excelente (sobre todo el punto de los pescados) y para su calidad me parece un precio contenido. Quizás le falte cambiar la carta más a menudo.