jueves, 11 de diciembre de 2008

Restaurante Tamarindo

Como os podéis imaginar nos encanta comer/cenar en lugares donde no hemos estado antes, y personalmente me gusta muchísimo probar comida de fuera, es decir italiana, china, griega, india, japonesa, tailandesa... El resultado no siempre es del todo satisfactorio, pero que me "quiten lo bailao" y en general siempre se saca algo positivo de la experiencia.


En cuanto en este puente nos propusieron ir a cenar a este restaurante mexicano, por supuesto me lancé en plancha diciendo que sí. Cuando llegamos nos sorprendió ver que estaba a tope ( crisis? ) y que gracias a la reserva pudimos ir a nuestra mesa directamente.


En la carta nos perdimos al principio.... Teníamos claro que queríamos unos nachos ( que nos sirvieron con salsa de Cheddar, otra de ajo y el clásico guacamole ) y tras muchas vueltas pedimos también para compartir como entrantes unas arepas (de jamón y queso unas y las de la reina, con carne mechada y mole otras, que estaban deliciosas) y unos jalapeños, o chiles rellenos que con su toque picante nos encantaron. Luego cada uno un plato, y la verdad es que hubo variedad. Yo pedí una enchilada verde, que es la típica tortillita de maíz con carne, frijoles y queso. Estaba muy buena, pero para mi gusto le faltaba el punto gracioso del picante. Aparte en la mesa hubo un par de burritos ( rellenos de pollo, lechuga, tomate, queso, mole... ), unas dobladitas ( rellenas de bacon, tomate y algo de queso ), una fajita del pastor ( creo que se llamaba así o algo parecido... ) servida en una paleta de pintor con cebolla, carne de cerdo, piña y salsita, y algún que otro plato. De postre pedimos para compartir la mousse de tequila, que la verdad no nos gustó en general, tenía demasiado sabor ( y color ) a fresa, lo cual no nos pegaba en una mousse de tequila...


Para beber no hay mucha variedad: unas cuantas sangrías, cervezas mexicanas, y poco vino. Entre los tintos encontramos un Ribera y tres o cuatro Riojas. Al final nos recomendó el camarero el crianza de la casa y le hicimos caso. Lo que sí hay son tragos para el fin de fiesta, desde el clásico margarita, daiquiri, y otra media docena de cócteles, hasta una lista amplia de chupitos. Evidentemente cayó el tequila...


De precio me lo esperaba bastante más caro... Salimos a 19 € por persona ( botella de tequila incluida para 8 personas y tres de vino ), con lo cual es un sitio que dejamos en la lista de repetir. Si os apetece probar algo distinto, ya sabéis, y no vayáis con miedo, la comida pica poquito o casi nada.


PUBLICADO POR ESTHER

2 comentarios:

leoygano dijo...

pues tiene buena pinta..............

El joven Bryan Superstar dijo...

pues habrá que probarlo